¿Vas a reformar tu hogar? Apuesta por el aislamiento térmico

Si estás pensando en reformar tu casa, ¡hazlo desde el punto de vista del aislamiento térmico! Apostar por los materiales eficientes y precisos para llevar a cabo las obras marcarán la diferencia de tu vivienda en términos de ahorro económico y energético. ¿No sabes por qué? Quédate con nosotros, te lo contamos. 

Un ahorro importante

La rehabilitación térmica de un inmueble hará que las personas que habiten en él experimenten un ahorro – a final de año- de hasta el 40% en tus recibos energéticos. Pero para recuperar la inversión inicial que suponen los trabajos es necesario que el propietario cuente con una tarifa eléctrica y/o de gas competitiva, acorde con sus necesidades y ecológica. 

Para conseguirlo deberás ponerte en contacto con tu comercializadora de luz, por ejemplo Iberdrola. Los comerciales de la compañía te pondrán al corriente de sus planes más económicos, teniendo en consideración las dimensiones y características de tu casa y tus propias necesidades, en el momento que acudas a alguna de sus oficinas. Si vives en Albacete, pincha aquí para encontrar el punto de servicio Iberdrola más cercano a tu hogar mientras que si tu casa está en Santander; este enlace te ayudará a encontrar lo que busques y ahorrar a largo plazo a la par que presumes de casa eficiente.

Comienza tu reforma: apuesta por el aislamiento térmico

Uno de los puntos a tener en cuenta antes de comenzar a hermetizar tu vivienda es dejarte asesorar por un equipo de profesionales que sepan cómo realizar los trabajos y qué materiales utilizar para cada estancia de tu hogar ya que no es lo mismo aislar tu casa desde el exterior que de manera interna. 

Otra de las cosas a destacar dentro del proceso de aislamiento técnico es valorar qué tipo de reforma vas a hacer en tu vivienda y en qué lugar de España se encuentra porque un inmueble del norte no tiene las mismas necesidades que una casa del sur así como la orientación de la propiedad. Remarcar lo último es, quizás, lo más importante porque si tu casa recibe muchas horas de sol durante el día y está aislada térmicamente la sensación dentro de la misma no será demasiado agradable. 

Toma las mejores medidas

En el momento que te dispongas a aislar tu casa desde el punto de vista térmico debes tener en cuenta las medidas más comunes para hacerlo. 

  • Instala ventanas de doble vidrio o sella bien las que tienes siempre que sean de PVC. Recuerda que las antiguas de aluminio no conservan el calor y dejan que entre el frío. 
  • Apuesta por suelos que cuenten con sistemas de aislamiento. 
  • Si puedes poner una calefacción radiante mejor que mejor. 
  • Sella con silicona todos los huecos y grietas de tus puertas y ventanas. 
  • Utiliza tejas fabricadas con materiales impermeables para que no cale el agua en el interior de la vivienda. 

Consumo energético optimizado

Consiguiendo un buen aislamiento térmico en tu nuevo hogar, mejorarás la eficiencia energética de este. Esto supone un consumo energético más optimizado: necesitarás menos energía para tu vivienda. Algo que queda traducido en una reducción que, en algunos casos, alcanza el 50% en tus facturas de la luz y el gas natural como viene indicado en este artículo de El Economista